lunes, 24 de julio de 2017

¿Propósitos para todos los días? Puede ser.

Sonrisas.
Sorpresas.
La risa previa a la carcajada.
Conseguir lo que querías.
Buscar.
Cerveza.
Tu canción favorita.
Dudar.
Bailar.
Caricias.
Tonterías.
Besos.
Aprender.
Comprender.
No sé, ¿y si empezamos por esto?

Según Aristóteles “la felicidad es el significado y propósito de la vida, el fin de la existencia humana".

No sé qué es la felicidad y ni siquiera sé cuál es mi propósito en la vida, ni sé si una cosa está ligada con la otra ya que todo el mundo desea ser feliz; pero tampoco sé si se paran a disfrutar de esas pequeñas cosas que te ponen los pelos de punta.

Yo me paro aquí con mi piel erizada, a ver si descubro que es eso de “ser feliz" mientras sonrío en medio de una sorpresa y la carcajada se me adelanta a la risa previa. A ver si va a ser verdad, eso de que consigo lo que quería, digo(ante la duda, voy a ir a buscarlo).
Abre una cerveza, anda monada, que está sonando mi canción favorita. Bueno, abre dos. No, mejor compartida.
O baila, que la caricia no procede y la tontería se nos va de las manos entre beso y beso.
Creo que he aprendido algo de todo esto; porque he comprendido que el secreto está en salir ahí fuera y hacer que las cosas pasen.
Provócalas, igual hasta descubrimos eso de lo que tanta gente habla:
lo de ser feliz, digo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario